El estreñimiento infantil

Los hábitos intestinales de los niños pueden variar en gran medida. Tener movimientos intestinales una o más veces al día, o cada dos días se considera normal. Pero menos de una vez cada pocos días puede ser una señal de estreñimiento. Otros signos de alarma pueden incluir pérdida de apetito, sensación de malestar, gases inusualmente malolientes y dolor o malestar abdominal. Las causas del estreñimiento en los niños generalmente son las mismas que en los adultos:

  • La dieta o la medicación
  • Los líquidos
  • Una enfermedad
  • El ejercicio
  • El equilibrio entre bacterias buenas y malas
  • El bienestar emocional

La dieta o la medicación

estreñimiento infantilLos niños pueden no estar recibiendo suficiente fibra en sus comidas diarias. Buenas fuentes de fibra son los cereales de salvado y avena, frutas (incluyendo la piel), las habas y los guisantes, las verduras de hoja verde, los frutos secos y el arroz integral. Debido a que los niños pueden ser muy quisquillosos para aceptar ciertas comidas, puede que los padres tengan que ser un poco creativos para hacer que sus hijos coman más fibra. Una sugerencia puede ser agregar copos de avena triturados en un vaso de yogur.

También es importante tener en cuenta que muchos medicamentos afectan al sistema digestivo y pueden causar estreñimiento, diarrea o náuseas. Por lo general estos son síntomas temporales. Reducir el consumo de alimentos altos en grasa y azúcar también puede ayudar.

Los líquidos

Los líquidos son parte esencial de un sistema digestivo saludable y pueden ayudar a prevenir el estreñimiento, entre otras condiciones. La mejor opción es el agua, pero también es muy bueno beber zumos de fruta natural en lugar de bebidas gaseosas. Algunos jugos pueden tener efecto laxante y contener fibra, lo que ayuda a mantener los intestinos en movimiento. Evite el exceso de azúcar en las bebidas de su hijo y anímelo a beber agua siempre que sea posible.

Los resfriados y la gripe

Los resfriados y la gripe, así como otras enfermedades, pueden alterar fácilmente la regularidad de la digestión en los niños. Pueden experimentar una pérdida de apetito o podrían negarse a comer por completo. Beber suficiente agua potable es particularmente importante durante los períodos de enfermedad, ya que la falta de líquidos provoca deshidratación y a su vez conduce al estreñimiento. Asegúrese de que su hijo continúe bebiendo agua y comiendo mucha fibra mientras esté enfermo.

El ejercicio

Todos sabemos que el ejercicio es importante para mantener la buena salud y un estado general de bienestar. Es bueno para el corazón, para fortalecer los músculos y quemar calorías. Pero lo que muchos no saben es que el ejercicio también es bueno para evitar el estreñimiento, ya que estimula todo el sistema digestivo y la motilidad intestinal. Caminar con toda la familia es una gran manera de hacer ejercicios para los niños, al mismo tiempo que viven un momento de calidad con sus seres queridos.

Quiz: ¿Es el estreñimiento tu problema?

Realiza este cuestionario y descubre cuándo el estreñimiento es realmente un problema.
> Sí, quiero saber >

Equilibrio entre bacterias buenas y malas

El intestino grueso alberga una amplia gama de bacterias, algunas de las cuales son esenciales para la digestión saludable. Las bacterias buenas (probióticos) ayudan a descomponer los alimentos y extraer sus nutrientes. Pero en el intestino también habitan bacterias perjudiciales (patógenas), que pueden desencadenar trastornos digestivos como la diarrea y el estreñimiento cuando se salen de control.

Cuando la balanza se inclina a favor de las bacterias malas, es posible restaurar el equilibrio natural en el intestino de su hijo suministrándole un suplemento probiótico. Los probióticos no sólo ayudan con el estreñimiento, sino que fortalecen su sistema inmunológico y estimulan la producción de vitaminas B y K (vital para la formación de huesos sanos).

El bienestar emocional

Más de lo que muchas personas pueden imaginar, el estreñimiento en los niños suele ser causado por factores emocionales. Si han tenido algún problema en su aprendizaje para ir al baño, a continuación pueden tener memorias y asociaciones negativas con evacuar las heces. Podrían sentirse ansiosos o nerviosos, y esa tensión solo empeora las cosas. A medida que el niño pospone el momento de ir al baño, el contenido intestinal se va secando y endureciendo, haciendo más difícil su salida. Más; ¿Las emociones pueden causar estreñimiento?

Otro caso muy común en cuando su hijo empieza a asistir a la guardería. Se vuelve reacio a ir al baño y aguanta los impulsos hasta que llega a casa.

La buena noticia es que la mayoría de los casos de estreñimiento infantil se solucionan después de un tiempo. Pero si usted está preocupado o hay algún signo de vómito y dolor severo, debe hablar con su médico pediatra o nutricionista.

libroIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!