¿Cuáles son los mejores probióticos para el estreñimiento?

El estreñimiento es un problema frustrante y común que afecta a muchas personas a lo largo de su vida.

Nuestro intestino es el hogar de miles de millones de bacterias y un desequilibrio puede causar estreñimiento. Para aliviarlo, los probióticos pueden jugar un papel clave, pero elegir el más correcto y eficaz puede ser confuso.

¿Cómo los probióticos alivian el estreñimiento?

Nuestros intestinos se componen de miles de millones de bacterias y cuando se produce un desequilibrio en estos niveles (conocido como disbiosis), pueden surgir síntomas digestivos como el estreñimiento. La mayoría de las bacterias que conforman el intestino grueso son especies de bifidobacterias y lactobacilos, por tanto tiene sentido que los probióticos con cepas específicas que pertenecen a estas especies generalmente sean considerados muy beneficiosos para reducir el estreñimiento. Otros probióticos producen ácido láctico y ácidos grasos de cadena corta que reducen el pH en el colon, lo que aumenta el peristaltismo y mejorar la regularidad.

Algunas especies de Bifidobacterium y Lactobacillus pueden mejorar la regularidad intestinal y la secreción mucosa mediante la conversión de sales biliares unidas en sales biliares libres. Estas sales biliares libres hacen que llegue más agua al colon, lo que ablanda las heces e impulsa su eliminación.

Aunque hay muchos factores desencadenantes para el estreñimiento y como resultado, existen diferentes soluciones, se ha demostrado que los probióticos pueden ser muy eficaces en la mayoría de los casos.

Todos los probióticos no son iguales

Cada cepa probiótica es diferente de la otra. Siempre es recomendable seleccionar una cepa probiótica que ha sido clínicamente probada con beneficios para la salud, que pueda sobrevivir a la acidez del estómago y las sales biliares, de lo contrario puede ser inútil.

A continuación veamos algunas bacterias probióticas y sus beneficios para el estreñimiento. Recuerde que lo que funciona para unos, puede no funcionar para otros. Se debe probar y experimentar hasta descubrir lo que realmente funciona en cada caso. Esperamos que esta lista sea útil en ese sentido.

1) Bifidobacterium lactis: Bifidobacterium lactis BB-12 es una cepa probiótica muy investigada que ha demostrado repetidamente su eficacia en la reducción del estreñimiento. Las bifidobacterias constituyen la mayor parte de bacterias en el intestino grueso.

Quiz: ¿Es el estreñimiento tu problema?

Realiza este cuestionario y descubre cuándo el estreñimiento es realmente un problema.
> Sí, quiero saber >

2) Lactobacillus casei rhamnosus: es una cepa bien investigada con beneficios para la salud, incluyendo la reducción del estreñimiento. Vale aclarar que los resultados de algunos estudios han sido mixtos. Al parecer no es igualmente eficaz en todas las personas. Lactobacillus es otra especie de bacterias dominantes en el intestino grueso.

3) Bifidobacterium animalis: En un estudio se encontró que el consumo de una combinación diaria de 375 g de leche fermentada con la cepa específica B.animalis DN-173 , durante 11 días, podía reducir el tiempo de tránsito de colon en un 20%. Un dato interesante es que el efecto fue más pronunciado en mujeres.

4) Bifidobacterium longum: Un ensayo controlado aleatorio con un total de 636 pacientes que sufrían de estreñimiento demostró que después de tomar una combinación de Bifidobacterium W11 longum con un prebiótico fructooligosacárido, hubo resultados positivos en términos de mejorar la frecuencia y consistencia de las deposiciones.

5) Lactobacillus plantarum: L.plantarum ha llegado a ser popular como un remedio eficaz para aliviar los síntomas del SII, por ejemplo reducir la hinchazón abdominal y el malestar estomacal, pero no específicamente para el estreñimiento. No obstante un estudio arrojó que las cepas L.plantarum SN13T y L.plantarum SN35N aliviaron los síntomas del estreñimiento en las personas evaluadas.

Probióticos para el estreñimiento en los niños

El estreñimiento es una condición común y desagradable que afecta también a bebés y niños. Se plantea que ciertas cepas de bacterias probióticas son especialmente eficaces para tratar la condición en estos pacientes.

6) Bifidobacterium infantis: Bifidobacterium infantis es una de las principales especies de bacterias que forman la flora intestinal saludable en bebés, además de los Bifidobacterium bifidum. En un estudio realizado se demostró que las bacterias probióticas de la cepa B.infantis 35624 alentaban movimientos intestinales más frecuentes que en los niños que recibieron un placebo.

7) Lactobacillus casei shirota: un ensayo controlado demostró que esta cepa podía reducir los síntomas de constipación crónica.

Los beneficios adicionales de los prebióticos

Vale la pena mencionar que además de los probióticos, los prebióticos también son útiles para aliviar el estreñimiento. Ellos actúan como una fuente de alimento para los probióticos y ayudan a estimular la actividad de las bacterias beneficiosas del colon. También se cree que tienen un ligero efecto laxante.

Las fuentes dietéticas de bacterias probióticas

Ciertos alimentos pueden aumentar los niveles de bacterias beneficiosas y apoyar la salud digestiva, por ejemplo el yogur natural con bacterias vivas y los alimentos fermentados (chucrut y kimchi), ya que son ricos en bacterias Lactobacillus.

libroIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!