Colonoscopia: ¿Qué debes saber?

Si tu médico recomienda que se te haga una colonoscopia, no te preocupes. Puedes pensar que va a ser un procedimiento terrible, pero no lo será. Lo más probable es que ni siquiera estés despierto para recordarlo.

Una colonoscopia es un examen que tu médico usa para observar dentro del intestino grueso las posibles causas del dolor abdominal, hemorragia rectal o cambios en los hábitos intestinales.

Las colonoscopias también se usan para detectar cáncer colorrectal cuando tienes más de 50 años.

¿Qué debo hacer antes del examen?

Antes de hacerte una colonoscopia, tu médico querrá saber sobre cualquier condición médica especial que puedas tener, incluyendo:

  • Embarazo.
  • Condición pulmonar.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Alergias a medicamentos.

También informa a tu médico si tienes diabetes o tomas medicamentos que podrían afectar la coagulación de la sangre. Necesitas abstenerte de usar estos medicamentos antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo?

Para tener una colonoscopia exitosa, debes tener el colon vacío. Eso significa que debes restringir tu dieta al menos 24 horas antes del procedimiento. Por lo general, los alimentos sólidos no están permitidos, pero tu médico generalmente te indicará que puedes tomar líquidos como:

  • Café.
  • Caldo.
  • Agua.
  • Bebidas deportivas.

El siguiente paso es vaciar el intestino. Es probable que tu médico te pida que te encargues de esto de dos maneras:

  • Usar una serie de enemas.
  • Beber un laxante, usualmente citrato de magnesio, que te de ganas de ir.

Tu médico podría decírtelo la noche antes de tu colonoscopia, o la noche anterior y la mañana del procedimiento. Asegúrate de seguir sus instrucciones al pie de la letra.

Asegúrate de hacer arreglos para que alguien te lleve a casa después de la colonoscopia. Te sedarán, lo que significa que no estarás despierto para el procedimiento. No será seguro que conduzcas durante por lo menos 8 horas después.

¿Cómo se realiza una colonoscopia?

Durante la colonoscopia, te acostarás sobre tu lado izquierdo en una mesa de examen. Serás sedado, y te dormirás.

Durante el procedimiento, el médico colocará un instrumento similar a un tubo llamado colonoscopio en el recto. Es largo, pero mide sólo media pulgada. Tiene una cámara de luz y video en la punta para que el médico pueda ver el revestimiento del colon y diga si hay algún problema.

El colonoscopio también incluye un tubo que permite que el médico bombee aire e infle el colon. Esto le dará una mejor visión de tu colon y su revestimiento.

Durante el examen, tu médico puede usar la herramienta para tomar pequeñas muestras de tu colon para realizar pruebas, lo que se conoce como biopsia. También puede usarlo para eliminar crecimientos anormales llamados pólipos.

¿Qué sucede después del examen?

Todo el procedimiento debe tomar entre 20 y 30 minutos. Permanecerás en una sala de recuperación durante aproximadamente 30 minutos a una hora para despertarte del sedante.

Puedes tener calambres o gases, pero estos son normales. Puedes comer regularmente después de salir de la oficina del médico.

Asegúrate de comprender las instrucciones que recibes antes de irte a casa. Es posible que debas evitar ciertos medicamentos, como anticoagulantes, por un tiempo si tu médico te hizo una biopsia o te extrajo un pólipo.

El sangrado y la punción del colon son problemas raros pero posibles en una colonoscopia. Llama a tu médico de inmediato si tienes alguno de los síntomas siguientes:

  • Más que un poco de sangrado o sangrado que dura mucho tiempo.
  • Dolor abdominal severo, fiebre o escalofríos.

 

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »