Tratamiento del estreñimiento: ¿Cómo tratan los médicos el estreñimiento?

El tratamiento para el estreñimiento dependerá de:

  • La causa de tu estreñimiento.
  • La gravedad de tu estreñimiento.
  • Cuánto tiempo has estado estreñido.

y puede incluir lo siguiente:

Cambios en la alimentación, la dieta y la nutrición

Los cambios en tu alimentación, dieta y nutrición pueden tratar el estreñimiento. Estos cambios incluyen:

  • Beber líquidos durante todo el día. Un profesional de la salud puede recomendarte cuánto y qué tipo de líquidos debes tomar.
  • Comer más frutas y verduras.
  • Comer más fibra.

Ejercicio y cambios de estilo de vida

Hacer ejercicio todos los días puede ayudar a prevenir y aliviar el estreñimiento.

También puedes intentar ir al baño a la misma hora todos los días. Escoger una hora específica del día puede ayudarte a evacuar regularmente. Por ejemplo, algunas personas encuentran que intentar ir al baño de 15 a 45 minutos después del desayuno les ayuda a evacuar. Comer ayuda a tu colon a mover las heces. Asegúrate de darte suficiente tiempo para evacuar, también debes usar el baño tan pronto como sientas la necesidad.

Medicamentos de venta libre

Tu médico puede sugerirte el uso de un laxante durante un tiempo breve si estás haciendo las cosas bien y todavía estás estreñido, él te indicará qué tipo de laxante es mejor para ti. Los laxantes de venta libre vienen en muchas formas, incluyendo líquidos, tabletas, cápsulas, polvos y gránulos.

Si estás tomando medicamentos o suplementos que pueden causar estreñimiento, tu médico puede sugerirte que dejes de tomarlos o que los substituyas.

Agentes formadores de masa: Los agentes formadores de masa absorben líquido en tus intestinos, haciendo que tus heces sean más gruesas. Las heces más voluminosas ayudan a que el intestino se contraiga y las empuje. Asegúrate de tomar agentes formadores de masa con agua, ya que de lo contrario pueden causar una obstrucción o un bloqueo en el intestino. También pueden causar hinchazón y dolor en tu abdomen. Entre las marcas se incluyen:

Agentes osmóticos: Los agentes osmóticos ayudan a las heces a retener líquidos. Las heces con más líquido son más blandas, lo que aumenta la cantidad de deposiciones. Los adultos mayores y las personas con insuficiencia cardíaca o renal deben tener cuidado al tomar agentes osmóticos, ya que pueden causar deshidratación o un desequilibrio mineral. Las marcas incluyen:

  • Cephulac.
  • Flota Phospho-Soda.
  • Leche de magnesio.
  • Miralax.
  • Sorbitol.

Ablandadores de heces: Los ablandadores fecales ayudan a mezclar el líquido en las heces para suavizarlas. Los médicos recomiendan los ablandadores de heces para las personas que deben evitar esforzarse mientras tienen evacuaciones intestinales. Los médicos a menudo recomiendan los ablandadores de heces después de una cirugía o para las mujeres después del parto. Las marcas incluyen:

  • Colace.
  • Docusate.
  • Surfak.

Lubricantes. Los lubricantes funcionan cubriendo la superficie de las heces, lo que ayuda a que las mismas retengan líquido y pasen más fácilmente. Los lubricantes son laxantes simples y de bajo costo. Los médicos pueden recomendar lubricantes para personas con bloqueo ano-rectal. Las marcas incluyen:

  • Flota.
  • Zymenol.

Si estos laxantes no te funcionan, tu médico puede recomendarte otros tipos de laxantes, que incluyen:

Estimulantes: Los laxantes estimulantes hacen que los intestinos se contraigan, lo que mueve las heces. Solo debes usar estimulantes si tu estreñimiento es severo o si otros tratamientos no han funcionado. Las marcas incluyen:

  • Correctol.
  • Dulcolax.
  • Purga.
  • Senokot.

No debes usar laxantes estimulantes que contengan fenolftaleína. La fenolftaleína puede aumentar las posibilidades de padecer cáncer. Asegúrate de revisar los ingredientes en el paquete o botella del medicamento.

Si has estado tomando laxantes estimulantes durante un tiempo prolongado y no puedes defecar sin tomar un laxante, habla con tu médico sobre cómo puedes dejar de usarlos lentamente. Si dejas de tomar laxantes, con el tiempo, tu colon debería comenzar a mover las heces normalmente.

Medicamentos recetados

Si los medicamentos de venta libre no alivian tus síntomas, tu médico puede recetarte uno de los siguientes medicamentos:

Activador del canal de cloruro: Si tienes síndrome del intestino irritable (SII) con estreñimiento duradero o idiopático -lo que significa que no se conoce la causa- tu médico puede prescribirte lubiprostona (Amitiza). La lubiprostona es un activador de canal de cloruro, disponible con receta médica. Las investigaciones han demostrado que la lubiprostona es segura cuando se usa de 6 a 12 meses. Este tipo de medicamento aumenta el líquido en el tracto gastrointestinal, lo que ayuda a:

  • Reducir el dolor o la incomodidad en tu abdomen.
  • Suavizar las heces.
  • Reducir tu necesidad de tensar al defecar.
  • Aumentar la frecuencia con la que defecas.

Guanilato ciclasa-C agonista. Si tiene SII con estreñimiento idiopático o de larga duración, tu médico puede recetarle linaclotida (Linzess) para ayudarte a regularizar tus movimientos intestinales. La linaclotide es un agonista de la guanilato ciclasa-C, que alivia el dolor en el abdomen y acelera la frecuencia con la que defecas.

Bio-retroalimentación

Si tienes problemas con los músculos que controlan las deposiciones, tu médico puede recomendarte una bio-retroalimentación para volver a entrenar tus músculos. La bio-retroalimentación usa sensores especiales para medir tus funciones corporales, un monitor de video muestra las mediciones como gráficos de líneas, y los sonidos del equipo indican cuándo usas los músculos correctos. Al observar el monitor y escuchar los sonidos, aprendes cómo cambiar la función muscular. Es posible que tengas que practicar durante 3 meses antes de obtener todos los beneficios de este tratamiento.

Cirugía

Es posible que necesites cirugía para tratar un bloqueo ano-rectal causado por un prolapso rectal si otros tratamientos no funcionan. También es posible que necesites una cirugía para extirpar tu colon si los músculos de tu colon no funcionan correctamente. Tu médico puede informarte sobre los beneficios y riesgos de la cirugía.

¿Cómo tratan los doctores las complicaciones del estreñimiento?

Los médicos pueden tratarte o decirte cómo tratar las complicaciones del estreñimiento: Hemorroides, fisuras anales, prolapso rectal e impactación fecal, cada una tiene un tratamiento diferente.

Hemorroides

Puedes tratar las hemorroides en casa de la siguiente manera:

  • Haciendo cambios en la dieta para prevenir el estreñimiento.
  • Tomando baños de tina calientes.
  • Aplicando crema para las hemorroides al área, o usar supositorios.

Habla con tu médico sobre las hemorroides que no responden a los tratamientos caseros.

Fisuras Anales

Para tratar las fisuras anales en casa puedes:

  • Hacer cambios en tu dieta para prevenir el estreñimiento.
  • Aplicar crema para hemorroides sin receta para adormecer el área o relajar los músculos.
  • Usar ablandadores de heces.
  • Tomar baños de tina calientes.

Tu médico puede recomendarte una cirugía para tratar las fisuras anales que no se curan con tratamientos en el hogar.

Prolapso rectal

Es posible que tu médico pueda tratar tu prolapso rectal en su consultorio, empujando manualmente el recto hacia atrás a través del ano. Si tienes un prolapso rectal severo o crónico de larga duración, es posible que necesites cirugía. La cirugía fortalecerá y tensará tu esfínter anal y reparará el revestimiento prolapsado. Puedes prevenir el prolapso rectal causado por el estreñimiento al no forzar los músculos durante una evacuación intestinal.

Impactación fecal

Puedes suavizar una impactación fecal con aceite mineral ingiriéndolo por vía oral o mediante un enema. Después de suavizar la impactación, un profesional de la salud puede romper y eliminar parte de la materia fecal endurecida, insertando uno o dos dedos lubricados y enguantados en el ano.

¿Cómo puede mi dieta ayudar a prevenir y aliviar el estreñimiento?

Puedes beber agua y otros líquidos, como jugos de frutas y vegetales, así como sopas claras, para ayudar a que la fibra en tu dieta funcione mejor. Este cambio debería hacer que tus deposiciones sean más normales y regulares. Pregúntele a tu médico cuánto debes beber cada día en función de tu salud, nivel de actividad y lugar de residencia.

Dependiendo de tu edad y sexo varía la cantidad de fibra que debes consumir, los adultos deben obtener de 22 a 34 gramos de fibra por día. Los adultos mayores a veces no obtienen suficiente fibra en sus dietas, ya que pueden perder interés en la comida. Si eres mayor y has perdido interés en la comida, habla con tu médico si:

  • La comida no sabe igual que antes.
  • No sientes hambre tan a menudo.
  • No quieres cocinar.
  • Tienes problemas para masticar o tragar.

Habla con tu médico para planificar una dieta con la cantidad adecuada de fibra para ti. Asegúrate de agregar fibra a tu dieta poco a poco para que tu cuerpo se acostumbre al cambio.

Usa esta tabla como una herramienta para ayudar a reemplazar alimentos menos saludables por alimentos que tienen fibra.

Ejemplos de alimentos que contienen fibra

Granos, cereales, and panes Fibra
½ taza de frijoles (blancos, pintos, enanos, etc.) cocidos 6.2–9.6 gramos
½ taza de trigo triturado 2.7-3.8 gramos
⅓ taza de salvado 100% 9.1 gramos
1 panecillo de salvado de avena pequeño 3.0 gramos
1 panecillo inglés de trigo integral 4.4 gramos
Frutas
1 manzana pequeña con piel 3.6 gramos
1 pera mediana con piel 5.5 gramos
½ taza de frambuesas 4.0 gramos
½ taza de ciruelas guisadas 3.8 gramos
Vegetales
½ taza de calabaza cocida 2.9 gramos
1 batata mediana, al horno en la piel 3.8 gramos
½ taza de guisantes verdes cocidos 3.5-4.4 gramos
1 patata pequeña, al horno, con piel 3.0 gramos
½ taza de vegetales mixtos cocidos 4.0 gramos
½ taza de brócoli cocido 2.6-2.8 gramos
½ taza de verduras (espinaca, berza, hojas de nabo) 2.5-3.5 gramos

¿Qué debo evitar comer si estoy estreñido?

Si estás estreñido, trata de no comer demasiados alimentos con poca o ninguna fibra, como:

  • Queso.
  • Papas fritas.
  • Comida rápida.
  • Helado.
  • Carne.
  • Alimentos preparados, como algunas comidas congeladas y aperitivos.

Alimentos procesados, como perros calientes o algunas cenas para microondas.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »