¿Realmente funcionan los laxantes?

Cuando estás estreñido es posible que recurras a alimentos como el kiwi, las ciruelas, el ruibarbo o a hierbas como el perejil y la menta. Pero si eres de los que no confía en el poder de estos laxantes naturales, es probable que optes por un laxante de farmacia.

¿Qué son los laxantes?

Los medicamentos laxantes generalmente se dividen en cuatro tipos principales:

  • Los laxantes estimulantes
  • Los laxantes formadores de volumen
  • Los ablandadores de heces
  • Los laxantes osmóticos

laxante

Los laxantes estimulantes pueden venir en forma de tabletas, líquido, supositorios o enemas y están diseñados para favorecer los movimientos musculares que empujan la materia de desecho a través del intestino.

Los laxantes formadores de volumen o suplementos de fibra en polvo o tabletas trabajan de la misma forma que la fibra dietética, proporcionando volumen adicional a las heces para favorecer su movimiento a través del sistema digestivo. Un ejemplo de agente formador de volumen es la cáscara de psyllium. Estos agentes deben tomarse siempre con abundante agua.

Los ablandadores de heces pueden ser cápsulas o enemas, suelen tomar tres o cuatro días para funcionar. Ellos se encargan de estimular la absorción de líquidos y grasas adicionales por parte del colon, lo que facilita el paso de las heces a través del sistema.

Quiz: ¿Es el estreñimiento tu problema?

Realiza este cuestionario y descubre cuándo el estreñimiento es realmente un problema.
> Sí, quiero saber >

Un efecto similar se produce con los laxantes osmóticos, que aumentan la cantidad de agua en el intestino para contribuir a un mejor paso de las heces.

Es difícil decir si uno trabaja mejor que los demás, porque no se han hecho muchos ensayos clínicos para compararlos, pero por lo general ofrecen un alivio temporal.

Los efectos secundarios de los laxantes

En términos generales, los laxantes deben tomarse sólo durante un par de semanas, ya que el uso excesivo puede causar diarrea o irritar los intestinos. Más preocupante es la teoría de que el intestino puede acostumbrarse a recibir una ayuda constantemente, en cuyo caso no va a funcionar eficientemente cuando se deje de tomar el medicamento. Los laxantes también pueden tener otros efectos secundarios como gases, distensión y malestar abdominal.

Alternativas a los laxantes

Los médicos y dietistas suelen aconsejar un cambio en la dieta para evitar más problemas de estreñimiento. Siempre que sea posible, este debe ser el primer paso para tratar le problema. Se recomienda aumentar el consumo de fibra presente en frutas, verduras y cereales integrales, asegurándose de que el consumo de agua sea de al menos 1,5 litros al día, o de 2 litros si la dieta es muy alta en fibra.

Después de hacer cambios a la dieta, otra opción para aliviar el estreñimiento podrían ser los remedios a base de hierbas o probióticos. Estos ofrecen sus beneficios sin los efectos secundarios de los medicamentos. Algunas personas, como las mujeres embarazadas, deben tomar estos remedios con precaución o solo bajo la supervisión médica, ya que pueden no ser seguros en su estado.

libroIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!