21 Causas del estreñimiento

El estreñimiento es un comportamiento del cuerpo humano que impide el normal proceso digestivo y, en consecuencia, la defecación es muy esporádica y dolorosa, ya que las heces se vuelven duras y capaces de lastimar el recto. También produce incomodidad general, fatiga, dolor de cabeza y mal aliento.

Hombres y mujeres de todas las edades padecen esta condición, aunque los más afectados son los niños y los adultos mayores. Al ser una complicación tan frecuente para el desarrollo sano de la vida diaria, es importante conocer las causas del estreñimiento para dar con la solución más adecuada para cada persona.

Ver además:

Recuerda que no todos los organismos responden de igual modo a cada tratamiento y es por ello que prestar atención a las reacciones de tu cuerpo es vital para que el profesional que te guíe sepa cómo actuar con certeza. Cuanto mayor sea la información que puedas brindar sobre tu comportamiento y vida diaria, más probabilidades tendrás de hallar la cura.

Causas más comunes del estreñimiento

La explicación fisiológica por la cual el estreñimiento tiene lugar en tu vida es simple: Los intestinos absorben más agua de la que deberían y hacen que la materia fecal se reseque, por lo que expulsarla es, mínimamente, incómodo. De hecho, si esto es desmesurado, podría decantar en hemorroides y otro tipo de afecciones. Por otro lado, también influye que el movimiento intestinal sea débil o insuficiente, atrasando todo el proceso.

Esto es lo que pasa exactamente en el interior de tu organismo, pero veamos el resto de las causas que inducen a que la falta de hidratación sea una constante:

1. Algunos medicamentos producen sequedad de vientre o constipación, otras formas de llamar al estreñimiento. Si has notado una disminución en tu actividad de expulsión y esto justo ha coincidido con la ingesta de pastillas o inyecciones, lee el prospecto que viene adjunto al fármaco para saber si se trata de un efecto secundario. Lo normal es que el estreñimiento cese con la suspensión del medicamento.

2. La poca o nula actividad física es un factor clave para fomentar el movimiento intestinal. Se recomienda que después de cenar, camines aunque sea 20 minutos a paso moderado para “bajar la comida” y ayudar a que tu colon se contraiga con más facilidad.

Tipos de estreñimiento y sus causas

El estreñimiento se clasifica en dos tipos según su persistencia y duración. Si bien las causas del mismo pueden variar, esta categorización es uno de los pilares más importantes para determinar el tratamiento necesario.

  • PASAJERO: No tiene una prolongación muy extendida en el tiempo y suele ocurrir por el abuso o la falta de alimentos determinados, exceso de nerviosismo y presión laboral, sedentarismo y tratamientos médicos específicos y de corto plazo contra enfermedades comunes como la gripe.
  • CRÓNICO: Es la presencia continua del estreñimiento. Esto puede ser un síntoma de una enfermedad o complicación mayor. Es necesario que no se tome a la ligera y acudir a un médico especializado en gastroenterología.

Condiciones que pueden causar estreñimiento

Hay algunas condiciones físicas que son causa de estreñimiento, pero para detectarlas es necesario hacer los chequeos médicos pertinentes. Por ejemplo, a través de una revisión rectal, llamada colonoscopía, se puede observar mediante la inserción de una cámara todo lo que sucede en el interior del sistema digestivo. Con un examen más tradicional, sólo introduciendo un dedo en el ano, se puede elaborar un diagnóstico sobre la consistencia de la musculatura rectal.

Se pueden, entonces, así reconocer las siguientes condiciones, de acuerdo a la zona sobre la que mayormente se desarrollan:

3. HIPOMOTILIDAD INTESTINAL: Las paredes intestinales no cuentan con la suficiente firmeza para contraer y distender los órganos involucrados en la defecación.

4. HIPERMOTILIDAD: Los movimientos intestinales se dan involuntariamente, impidiendo por accidente que la expulsión se dé en tiempo y forma.

5. REFLEJOS: Los componentes del tracto rectal no lanzan el reflejo necesario para que el esfínter permita la expulsión de las heces.

6. OBSTRUCCIÓN: Una o varias partes de los intestinos se encuentran dañadas de forma tal que dificultan o impiden la evacuación, puesto que retienen las heces en su interior.

Otras causas (menos comunes)

7. POCA HIDRATACIÓN: Es menester que se beban alrededor de tres litros de agua por día u ocho vasos. Esto hace que si tu colon consume más líquido del que debería, igualmente haya humedad suficiente como para que las heces no se endurezcan y lastimen.

8. AUSENCIA DE FIBRA: El consumo de fibras es uno de los mayores consejos que puede darte un profesional de la nutrición para resolver tu problema de estreñimiento. Esta sustancia hace que la flora intestinal, encargada de mantener el equilibrio bacteriano en tu colon, se sostenga en niveles saludables.

9. COLON IRRITABLE: Suele creerse que el síndrome del intestino irritable sólo produce dolor abdominal y diarrea, pero lo cierto es que también es responsable del estreñimiento, aunque esto no ocurre en todos los casos. Además, también puede ocasionar gases, hinchazón y ardor estomacal, entre otros síntomas de la misma índole.

10. NO IR AL BAÑO: Tener como costumbre la retención de las heces, tal como muchas veces ocurre con la orina, puede ocasionar un acostumbramiento contraproducente en el comportamiento de los intestinos. Este mal hábito lo padecen, más que nada, oficinistas y trabajadores/as que deben mantenerse de pie durante varias horas, como los agentes de seguridad.

11. CAMBIOS ROTUNDOS: Un parto, modificaciones notorias en la dieta, estrés y otro tipo de vivencias que se traducen como cataclismos en la vida personal pueden fomentar la aparición del estreñimiento pasajero.

12. LAXANTES: Se estima que un alto porcentaje de las personas con estreñimiento recurre a la automedicación antes de consultar a un médico, creyendo que pueden resolver el problema con sus propios recursos. Es así que caen en el consumo abusivo de todo tipo de laxantes y hierbas que prometen regularizar el trabajo intestinal, pero sólo agravan el estreñimiento.
13. DESGARRO: También conocido como “fisura anal”. Se trata de una herida similar a un corte en el revestimiento del ano.

14. HEMORROIDES O PROLAPSO: Una razón frecuente para que las personas teman defecar debido al dolor intenso que les produce.

15. HERNIA: Es una falla abdominal que impide la ejecución correcta de los espasmos abdominales que permiten la expulsión de las heces.

16. CIRUGÍAS: Las secuelas de una intervención quirúrgica pueden devenir en estreñimiento, sobre todo si implicaba la zona abdominal o genital.

17. CÁNCER RECTAL: Un tumor alojado en el recto convierte el estreñimiento en un síntoma de la enfermedad.

18. DESORDEN HORMONAL: Desnivel en los valores de las hormonas tiroideas, de estrógeno y progesterona (sobre todo en la menstruación).

19. INERCIA COLÓNICA: Problema del sistema neurológico que actúa sobre los nervios que controlan la expulsión de las heces.

20. MAL DE CHAGAS: Una enfermedad regional producida por la picadura del insecto que lleva su nombre y que tiene como una de sus consecuencias el estreñimiento.

21. SUELVO PÉLVICO: Los músculos que regulan, no sólo la expulsión de la orina, sino también del excremento, necesitan entrenamiento para ganar fuerza.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »