15 Remedios Caseros para el Estreñimiento en Bebés y Niños Pequeños

La incomodidad provocada por el estreñimiento en los bebés y niños es una causa frecuente de preocupación para los padres, especialmente cuando se trata de estreñimiento en bebés pequeños o recién nacidos. Aunque en estos casos siempre es importante consultar a un pediatra, existen varios remedios caseros que pueden aliviar el estreñimiento de forma efectiva y segura.

Antes de conocer cuáles son estos remedios, es conveniente repasar algunos aspectos generales sobre el tema…

¿Qué causa el estreñimiento en los bebés?

Para entender por qué se estriñen los bebés y niños pequeños debemos tener en cuenta que la frecuencia de las deposiciones depende de muchos factores. Por ejemplo:

  • El tipo de leche que se le da al bebé.
  • La introducción de alimentos sólidos.
  • La introducción de un alimento completamente nuevo para el bebé.
  • La falta de hidratación; si tu bebé o niño tiene un resfriado, tos, infección en la garganta o problemas de dentición, entonces su nivel de hidratación se reducirá drásticamente. Esto puede conducir al estreñimiento.
  • El uso de algunos medicamentos.

Si un bebé nació por cesárea también será más propenso a sufrir de estreñimiento. Esto se debe a que durante el parto natural los bebés reciben una parte de las bacterias del intestino de la madre, incluyendo bacterias beneficiosas para su sistema digestivo. Sin embargo, los bebés nacidos por cesárea obviamente no pasan por el canal de parto y no obtienen estas bacterias probióticas.

Los bebés también puede deshidratarse si su leche de fórmula es demasiado gruesa, ya sea porque usted ha utilizado demasiado polvo o no ha agregado suficiente agua. Se recomienda revisar la etiqueta cuidadosamente para asegurarse de utilizar las cantidades correctas.

Te puede interesar: ¿Qué causa estreñimiento en niños?

Comidas que pueden causar estreñimiento en los bebés y niños

  • Arroz / Cereales
  • Mermelada de manzana
  • Plátano o banana
  • Leche de vaca, quesos y helados (se consideran alimentos constipativos)
  • Zanahoria
  • Calabaza
  • Alimentos altos en grasa (retrasan la digestión y causan estreñimiento)

¿Cómo saber si tú bebé está estreñido?

Existen algunos síntomas que pueden hacerte sospechar. Es muy probable que un bebé tenga estreñimiento si:

  • El bebé necesita ejercer una presión adicional para pasar las heces
  • Llora y siente dolor cuando se esfuerza para evacuar
  • Hay manchas de sangre en las heces, posiblemente debido a la ruptura de los vasos sanguíneos
  • La defecación del bebé es muy dura y seca; esta es una señal clave de existe un problema de estreñimiento
  • El bebé tiene la necesidad de defecar, pero no puede hacerlo
  • Se niega a comer su comida debido a la incomodidad
  • Tiene la barriga inflamada
  • Ha pasado varios días sin defecar; esto suele indicar que el bebé sufre de estreñimiento
  • Vomita al defecar

Leer más en: ¿Cómo puedes saber si tu bebé tiene estreñimiento?

Estreñimiento en bebés lactantes

Si alimentas a tu bebé con lactancia materna exclusiva, entonces es normal que no evacúe todos los días; esto no significa que esté estreñido. El estreñimiento en bebés y niños pequeños generalmente comienza cuando se introducen los primeros alimentos sólidos, en torno a los 6-7 meses de nacido. 

Según los pediátras, es normal que un bebé que solo se alimenta con leche materna pase hasta 7 días sin defecar. En cambio, los bebés alimentados con fórmula suelen tener entre 3 y 4 evacuaciones en un día.

Aunque no es lo común, un bebé lactante puede experimentar estreñimiento bajo ciertas circunstancias, por ejemplo: 

  • No toma suficiente leche
  • No obtiene suficiente agua a través de la leche materna
  • Su cuerpo no está recibiendo suficiente hidratación debido a las condiciones climáticas

Por lo tanto, beber abundante agua y amamantar frecuentemente al bebé te ayudará a mantenerlo bien hidratado, así como a aliviar el estreñimiento en caso de existir.

Estreñimiento en recién nacidos

El estreñimiento puede ser un problema grave para los bebés recién nacidos. En algunos casos, puede conducir al bloqueo intestinal y requerir una cirugía para solucionarlo. Es por ello que muchos padres se sienten preocupados justo después del nacimiento si su bebé no ha pasado el primer meconio.

A veces es muy difícil saber cuándo un recién nacido está sufriendo de estreñimiento, ya que existe un rango muy amplio de lo que se considera una frecuencia de defecación normal. Por lo general deben estar presentes al menos 2 de los siguientes criterios:

  • Dos o menos deposiciones por semana
  • Historial de deposiciones dolorosas o muy duras
  • Historial de retención excesiva de heces
  • Presencia de una gran masa fecal que se siente en el recto durante un examen físico

Además de estos signos, es probable que el bebé muestre irritabilidad y disminución del apetito; dicho malestar suele desaparecer poco después de tener una deposición grande. Si se queja, llora o grita cuando pasa las heces, es casi seguro que el bebé está estreñido. Además puede notarse que jala sus piernas hacia el pecho repetidamente como si tratara de deshacerse de algo, o lucha contra los pañales, está alborotado, llora sin razón aparente y rechaza la leche / comida.

Ante la sospecha de un bebé constipado, es muy importante acudir al pediatra de inmediato, especialmente si tiene menos de 1 mes de nacido.

Entre las principales causas del estreñimiento en bebés pequeños se encuentran la alimentación, el uso de algún medicamento, la deshidratación, el padecimiento de alguna enfermedad y la prematuridad.

Nota: en ocasiones el estreñimiento puede indicar que existe un problema médico más grave, por ejemplo la enfermedad de Hirschsprung, una condición congénita que típicamente requiere cirugía, la fibrosis quística, el estreñimiento crónico y la enfermedad celíaca.

Frecuencia normal de deposiciones en recién nacidos

De 0 a 3 meses, un bebé que amamanta puede tener de 5 a 40 evacuaciones por semana, es decir, un promedio de 2.9 por día. Debido a que ellos absorben gran parte de la leche materna, algunos bebés pueden pasar hasta 3 o 4 días, e incluso 1 semana sin defecar. Sin embargo, mientras las heces sean suaves, no le causen dolor y no contengan sangre, se consideran normales. Los recién nacidos alimentados con fórmula pueden tener entre 5 y 28 evacuaciones por semana, o aproximadamente 2 por día.

Remedios caseros para aliviar rápidamente el estreñimiento en bebés y niños pequeños

¿Te resulta familiar esta situación: Mi hijo está estreñido, qué puedo hacer para curarlo…? Seguramente, al igual que otros padres, quieres probar algún remedio casero de forma rápida y segura en casa. Si es así, no te pierdas el siguiente resumen con los 15 mejores remedios para el estreñimiento infantil. Además te explicamos por qué funcionan y cómo debes prepararlos.

#1. Jugo de ciruelas

El jugo de ciruela es una de las soluciones más efectivas para curar el estreñimiento en bebés y niños, ya que actúa como laxante natural, ayudando a ablandar las heces y facilitando su paso a través del intestino[1]

Nota. El jugo de ciruela tomará algunas horas (4 a 5 horas) para mostrar su efectividad si el estreñimiento es leve. Es posible que no funcione tan rápido en un bebé que ha estado varios días sin defecar. Si tu bebé tiene menos de 6 meses y todavía no ha comenzado a consumir alimentos sólidos, consulta a un pediatra antes de darle jugo de ciruelas.

Receta de jugo de ciruelas

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de jugo de ciruela
  • ½ taza de agua

Método:

  • Agrega las 2 cucharadas de jugo de ciruela en ½ taza de agua.
  • Mézclalos bien y haz que tu bebé beba este jugo.

Edad y dosis recomendada

Este es un buen remedio para el estreñimiento en bebés de 6 meses; en ese caso se recomienda administrar 2 cucharadas de jugo de ciruela en cada biberón.

Para bebés mayores de 1 año, se puede dar una dosis de 4 a 6 onzas de jugo de ciruela.

#2. Solución de azúcar morena

Otro remedio casero efectivo para curar el estreñimiento es preparar una solución de azúcar morena.

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de azúcar morena
  • 1 onza de agua tibia hervida

Método:

  • Mezcla el azúcar morena y el agua, revolviendo bien.
  • Dale esta solución a tu bebé dos veces al día.
  • Siempre usa agua hervida para esta solución.

Edad recomendada

Se puede utilizar en bebés de 1 año en adelante.

#3. Dátiles con leche

Esta opción es muy recomendable como remedio para el estreñimiento en los niños.

Ingredientes:

  • 2-3 dátiles sin semillas
  • 1 vaso de leche

Método:

  • Agrega los dátiles a un vaso de leche y pon a hervir durante unos minutos a fuego lento.
  • Deja que esta leche se enfríe a temperatura ambiente.
  • Luego tibia ligeramente para que el niño la beba antes de acostarse a dormir.
  • También se puede utilizar para prevenir el estreñimiento al tomarlo 1 o 2 veces por semana.

Edad recomendada

Está recomendado para bebés o niños mayores de 1 año.

#4. Uvas pasas

Las pasas son uno de los remedios caseros más fáciles de usar para combatir el estreñimiento, pues ayudan a regular el movimiento intestinal. Además de ser un alimento laxante, también son una buena fuente de minerales como calcio, hierro, potasio y magnesio. 

Receta de pasas empapadas en leche

Ingredientes:

  • 4-5 pasas
  • 1 vaso de leche

Método:

  • Toma 4-5 pasas y sumérgelas toda la noche en agua.
  • Ponlas a hervir en un vaso de leche a la mañana siguiente.
  • Revuelve bien y dale esta leche a tu pequeño mientras todavía tiene el estómago vacío.
  • También se puede preparar durante la noche para beberla antes de dormir. Esta leche le ayudará a pasar las heces fácilmente.

Edad recomendada

Se recomienda para niños mayores de 1 año, pero si tu bebé tiene menos de 1 año, entonces puedes darle 4-5 pasas previamente remojadas para masticar.

#5. Miel

Usar la miel para el estreñimiento en niños o bebés mayores de 1 año te resultará un remedio muy fácil y efectivo. La miel puede funcionar casi de forma inmediata para aliviar no solo el estreñimiento, sino también los cólicos.

Es muy sencillo, solo tienes que diluir 1 cucharadita de miel en un vaso de agua tibia y hacer que lo beba antes de acostarse, diariamente. Repite este proceso durante varios días y notarás cómo le ayuda a pasar las heces en la mañana sin ninguna molestia.

#6. Aceite de coco orgánico

Se dice que el aceite de coco es uno de los mejores laxantes naturales para los bebés. Tratar de incluir 2 ml de aceite de coco virgen en la dieta diaria de tu bebé para aflojar sus heces. También puedes aplicar una pequeña cantidad de aceite de coco en su ano para proporcionarle alivio rápido cuando esté muy estreñido. De esta forma lubricarás el área y alentarás a tu hijo a defecar.

Edad recomendada

El consumo de aceite de coco como remedio en bebés se considera seguro después de los 6 meses de edad. Si el bebé es menor de 6 meses, opta por aplicarle una pequeña cantidad del aceite en su ano.

#7. Tomate

El tomate no podía faltar en esta lista de remedios, ya que es realmente bueno para tratar el estreñimiento de un bebé.

Receta de jugo de tomate

Ingredientes:

  • 1 tomate pequeño
  • 1 taza de agua

Método:

  • Corta el tomate en dos pedazos y ponlo a hervir en una taza de agua.
  • Cuando esté completamente cocido, extrae el jugo y filtra las semillas.
  • Dale 3-4 cucharadas de este jugo a tu bebé una vez al día, repitiendo durante varios días para mejorar la frecuencia de sus deposiciones.

Edad recomendada

Solo se recomienda para bebés mayores de 6 meses.

#8. Abundante líquido

Parece obvio pero la deshidratación es una de las principales causas del estreñimiento, no solo en bebés y niños, también en adultos. Es muy importante mantener a tu niño hidratado para que sus deposiciones sean regulares.

En bebés menores de 6 meses, la lactancia es suficiente para mantenerlos hidratados, mientras que un niño en crecimiento debe beber al menos 32 onzas de agua por día. Crea una rutina para que tu hijo tome siempre un vaso de agua al levantarse cada mañana.

#9. Semillas de hinojo

Este es otro remedio efectivo que se le puede dar a un bebé para el estreñimiento. Personalmente lo he usado en casa durante mucho tiempo para aliviar a mi hijo. Una vez que comenzó a tomar agua después de los 6 meses, empecé a darle este remedio casero dos o tres veces por semana.

Receta de semillas de hinojo para el estreñimiento

 Ingredientes:

  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 taza de agua

Método:

  • Vierte 1 cucharadita de semillas de hinojo en una taza de agua.
  • Pon a hervir durante 3-4 minutos y luego deja que se enfríe a temperatura ambiente.
  • Haz que tu bebé la tome varias veces al día, ya sea con ayuda de una cuchara o en botella.

Edad recomendada

Se debe usar en bebés mayores de 6 meses de edad.

#10. Jugo de manzana

La pectina, una fibra natural que se encuentra en frutas como la manzana, el pomelo y los higos, tiene un efecto laxante natural sobre las heces duras, haciendo que se muevan fácilmente a través del sistema digestivo.

Dale a tu bebé una pequeña cantidad (1 o 2 onzas) de jugo de manzana para provocar las deposiciones. Y si se trata de un niño pequeño, puedes darle de 2 a 4 onzas de jugo de manzana diariamente para aliviar el estreñimiento.

Edad recomendada

Indicado para bebés de 6 meses en adelante.

#11. Alimentos con alto contenido de fibra

Debes aumentar el consumo de fibra en la dieta diaria de tu hijo. Los alimentos con alto contenido de fibra ayudan a aflojar las heces del bebé y favorecen los movimientos intestinales regulares. [2]

  • Los alimentos como el pan de trigo integral, los cereales integrales, el arroz integral, las lentejas, los frijoles, el brócoli, los guisantes y las pastas de trigo integral tienen un alto contenido de fibra.
  • La avena es un cereal que nos permite elaborar numerosas preparaciones en la cocina. Trata de incorporarla en la alimentación de tu pequeño, ya que tiene una gran cantidad de fibra.
  • Así mismo, incluye una cucharada de harina de linaza en los batidos y licuados del bebe. También puedes darle una pequeña porción de granos cocidos como quinua, cebada y trigo.
  • Si estas amamantando, no debes olvidarte de consumir estos mismos alimentos ricos en fibra, ya que ayudarán a mantener la defecación regular de tu pequeño.

Edad recomendada

Para bebés mayores de 6 meses.

Más en: Fibra y estreñimiento ¿Cómo se relacionan? ¿Cómo utilizar la fibra para aliviar el estreñimiento?

#12. Masaje estomacal (seguro e infalible)

Los masajes estomacales son muy efectivos para aliviar el estreñimiento en los bebés, ya que reducen la incomodidad, el dolor y proporcionan la relajación necesaria en la zona abdominal.

Masajea suavemente el vientre de tu bebé con las yemas de los dedos, haciendo pequeños movimientos circulares alrededor de su ombligo, en el sentido de las agujas del reloj. Puedes ayudarte usando aceite de mostaza o aceite de coco. La presión debe ser muy ligera.

Observa el siguiente video para conocer los detalles sobre cómo puedes hacerle un masaje anti-estreñimiento a tu bebé:

Edad recomendada

Los masajes suaves se pueden aplicar después de los 2 meses.

# 13 Ejercicio

El ejercicio es otra medida muy efectiva para calmar el estreñimiento. Mantén a tu bebé boca arriba y mueve sus piernas de manera circular, imitando el pedaleo de una bicicleta. Hazlo lenta pero continuamente. Este ejercicio relajará los intestinos apretados del bebé y aliviará el exceso de gases.

Es apto para bebés de 3 meses o más.

#14. Baño caliente

El baño caliente también es un remedio muy útil para los bebés estreñidos. Llena una tina con agua tibia, y mantén a tu bebé en el agua durante 15-20 minutos. La calidez del agua relajará los músculos anales y ayudará a producir una evacuación intestinal.

Edad recomendada

Esto se puede hacer en bebés casi recién nacidos, tan pronto como después de las 4 semanas.

#15. Lubricar el ano

Los lubricantes ayudan a eliminar la incomodidad del bebé al defecar. Puedes aplicarle pequeñas cantidades de un lubricante a base de agua, que sea herbal y orgánico. Esta lubricación le ayudará a pasar las heces duras y secas con más facilidad.

Frota el lubricante en su ano y límpialo con cuidado en el momento de cambiar el pañal, esto lo alentará a defecar. Algunas alternativas naturales para usar como lubricante son el aceite de coco orgánico, el aceite de mostaza o el aceite de oliva.

Consejos generales para gestionar el estreñimiento infantil

  • Mantén a tu bebé activo para que sus movimientos intestinales puedan ser más regulares.
  • Dale todos los jugos de fruta en forma diluida.
  • Si estás amamantando, limita el consumo de lácteos en tu dieta.
  • Créale a tu hijo la rutina de ir al baño a primera hora cada mañana.
  • No darle de comer plátanos que aún están verdes.
  • Evitar el consumo elevado de planes blancos y arroz en su dieta.
  • Evitar la leche de vaca en bebés pequeños, ya que es difícil de digerir para un sistema digestivo en desarrollo.
  • Evitar el queso, el helado o cualquier producto a base de leche mientras el bebé está estreñido.
  • Evitar el consumo de alimentos procesados.
  • No adiministrar medicamentos para el estreñimiento sin antes consultarlo con un pediatra.

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Qué alimentos son buenos para quitar el estreñimiento en bebés?

Si se trata de un bebé que ya come sólidos (6 meses o más), los mejores alimentos para aliviar el estreñimiento son los cereales, especialmente la avena, la cebada y el arroz integral, las frutas ricas en fibra, los vegetales (brócoli, judías verdes), puré de guisantes verdes, boniato dulce. Evita darle lácteos, cereales de arroz, pan blanco, plátano que no esté totalmente maduro, alimentos fritos, papa, pasta, puré de manzana. Es importante que el bebé esté bien hidratado; asegúrate de suministrarle suficiente agua, de acuerdo a las recomendaciones de un pediatra.

¿Cuáles son las frutas que ayudan a combatir el estreñimiento en bebés?

Las frutas son una de las mejores opciones para prevenir y curar el estreñimiento, tanto en pequeños como en personas adultas. Es recomendable que el bebé coma ciruelas pasas, pera, kiwi, bayas, papaya, melocotón, manzana, ya sea en su forma natural o en jugos. Gracias a su contenido de fibra, estas frutas ayudarán a movilizar los intestinos y promoverán la defecación regular del bebé.

¿Qué ejercicios funcionan para quitarle el estreñimiento a mi bebé?

Por lo general, estos son los 3 ejercicios más recomendados para aliviar a un bebé estreñido:

  1. Con el bebé acostado sobre su espalda, sostén sus piernas de forma que queden en una posición semi-flexionadas. Ahora comienza a moverlas en círculo, como si estuviera montando una bicicleta. Esto impulsará el paso de las heces, la expulsión de gases, y le resultará muy divertido.
  2. Mientras el bebé está acostado boca arriba, sostén una pierna y dóblala ligeramente empujando hacia el pecho; luego extiéndala para llevar hacia una posición estirada. Repita esto varias veces, primero con una pierna y después con la otra. Este ejercicio estimulará la circulación y estirará los músculos de la zona abdominal inferior, propiciando la llegada del movimiento intestinal.
  3. Acuesta al bebé boca abajo, sobre su estómago. Ahora coloca una mano debajo de su muslo, cerca de su rodilla, y coloca la otra mano en su tobillo. Con la mano que sostiene el muslo levanta suave y ligeramente para separar el muslo de la superficie; detente durante unos segundos y llévalo a la posición inicial. Este ejercicio es ideal para aliviar el estreñimiento porque alarga los músculos en la parte frontal de la articulación de la cadera, así como el área abdominal del bebé.

¿Se le puede dar laxantes a un bebé estreñido?

En ningún caso se recomienda administrar laxantes ni ablandadores de heces a un bebé o niño sin la orientación expresa de un pediatra o médico de familia. Antes de valorar esta posibilidad, es importante tratar de aliviar el estreñimiento a través de la alimentación, la hidratación adecuada, los ejercicios, entre otras medidas. Si después de ponerlas en práctica, su bebé aún está estítico, se puede recurrir a la miel pura (para bebés mayores de 1 año), ya que esta posee un efecto laxante natural suave. La recomendación es darle 1 cucharadita de miel pura todas las mañanas para ayudar a ablandar sus heces, pero es importante consultarlo primero con su pediatra.

Cuando el estreñimiento pasa de moderado a severo, sí es conveniente el uso de algún laxante seguro y con el menor número de efectos secundarios, pero una vez más, esto solo debe hacerse bajo asesoramiento médico. Existen dos categorías de laxantes especiales para uso infantil, los laxantes osmóticos (polietilenglicol, leche de magnesia, lactulosa) y los laxantes estimulantes (aloe vera, aceite de ricino, bisacodilo).

Nota: algunos doctores no apoyan la administración de laxantes en bebés y niños pequeños, ya que pueden causarles calambres intestinales muy dolorosos.

¿La leche puede causar estreñimiento en bebés y niños?

Aunque muchos infantes pueden beber leche de manera habitual sin llegar a experimentar problemas de estreñimiento, las investigaciones más recientes indican que la leche se encuentra en el grupo de alimentos riesgosos, especialmente para los bebés y niños que la beben con mucha frecuencia. Por un lado, consumir demasiada leche puede hacer que el bebé carezca de la fibra necesaria para tener deposiciones regulares; y por otro, la leche es un alimento saciante, lo que probablemente conduzca a un menor consumo de alimentos ricos en fibra, por ejemplo frutas, cereales integrales, vegetales.

Esto no significa que no deban tomar leche, de hecho, los niños pequeños necesitan de 2 a 3 porciones de productos lácteos al día, según la recomendación de la Academia Estadounidense de Pediatría [4].

En el caso de los bebés muy pequeños, que solo se alimentan mediante la lactancia, suele existir la duda de si la leche materna les puede causar estreñimiento. La leche materna es ligera, rica en agua y su digestión casi no deja desechos en el intestino, por eso es normal que el bebé no tenga deposiciones todos los días. Esto no significa que esté estreñido.

¿Cómo escoger una buena fórmula anti-estreñimiento?

Para asegurarte de elegir una fórmula que no estriña a tu bebé lo más importante es consultar su información nutricional. Siempre se recomienda el uso de fórmulas cuyos nutrientes sean muy similares a los de la leche materna, de forma que favorezcan la digestión y promuevan las evacuaciones regulares. Los componentes clave a identificar son>

  • probióticos y prebióticos (reforzamiento de la flora bacteriana en el intestino)
  • aminoácidos
  • minerals y vitaminas
  • luteína (desarrollo visual)
  • nucleótidos (maduración del sistema digestivo y fortalecimiento del sistema inmune)
  • ácidos grasos (desarrollo cognitivo del bebé)

Algunos de los mejores productos son Enfamil Confort, Similac y NAN Pro 1.

¿Cómo aliviar el estreñimiento en bebés de 1 mes?

El bebé con apenas 1 mes de vida todavía no cuenta con la coordinación intestinal necesaria y es posible que manifieste su incomodidad llorando, agitando las piernas, arqueando la espalda, como muestra del esfuerzo que hace para defecar. En esta primera etapa el principal alimento suele ser la leche materna, pero aquellos que se alimentan con leche de fórmula son propensos al estreñimiento.

Algunos consejos para aliviarlo son:

  • Masajea su barriguita: mide tres dedos debajo de su ombligo, desplázate hacia el lado izquierdo y presiona suavemente con la yema de los dedos repetidas veces.
  • Ejercicios: toma sus piernitas y muévelas como si el bebé estuviera pedaleando en bicicleta.
  • Hidrátalo: prepara la leche de fórmula menos espesa, es decir, agrégale más agua de la indicada, siempre bajo supervisión médica.
  • Baños tibios: el agua calentita lo ayudará a relajarse y a evacuar con facilidad.

¿La manzana estriñe a los bebés?

A partir de los 6 meses los bebés pueden comer manzana natural, preferiblemente roja. Esta es una fruta rica en fibra y agua, que ayudan a movilizar las heces dentro del intestino. Sin embargo, la compota o puré de manzana sí puede causar estreñimiento debido que esta se oxida y desarrolla sus propiedades astringentes.

¿La maicena puede estreñir a mi bebé?

La harina de maíz o maicena es un alimento que puede resultar pesado para el estómago de un bebé o niño pequeño, y causarle estreñimiento. Al ser un cereal muy refinado, la maicena actúa como astringente en los intestinos, de ahí que se recomiende mezclarla en forma de papilla con alguna fruta que no estriña.

¿La manzanilla causa estreñimiento infantil?

No. La manzanilla no estriñe a los bebés, de hecho, puede causar un efecto de relajación en su intestino. Sin embargo, cuando el bebé aún es lactante no se debe sustituir la leche materna por manzanilla ni ninguna otra infusión. Todo lo que tú bebé necesita está en la leche.

¿Por qué el hierro estriñe a los bebés?

El hierro puede causar estreñimiento cuando no es bien tolerado por el organismo de tu pequeño. En ocasiones este mineral esencial tiene un efecto negativo sobre la mucosa intestinal, y por tanto el cuerpo no puede digerir bien los alimentos. Cuando un bebé tolera bien el hierro, no existe ningún riesgo de estreñimiento.

¿Mi bebé se puede estreñir si le doy calabaza?

No. La calabaza es rica en fibra, agua, vitaminas y minerales, la combinación perfecta para el buen funcionamiento de su sistema digestivo. Puede incluirse de manera habitual en sus papillas junto a otros alimentos, o simplemente dársela cocida.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »

Fuentes y referencias del artículo: