12 Remedios Caseros para aliviar el Estreñimiento Rápido

Si hay algo que es cierto en esta vida es: cuando tienes que ir al baño, ¡tienes que ir al baño! ¿Pero qué sucede cuando no puedes? La mayoría de las personas aprenden desde muy pequeños a no hablar sobre sus movimientos intestinales. Por ejemplo: es difícil imaginar que alguien entre a su oficina y le de vergüenza decir que tiene gripe, dolor de garganta o cualquier otro problema de salud, ¡pero nadie en su sano juicio comentaría en voz alta el hecho de que no ha podido ir al baño en varios días!

Síntomas del estreñimiento

Aunque no existen dos personas con el mismo horario para ir al baño, la mayoría de los especialistas están de acuerdo en que, si experimentas menos de 3 movimientos intestinales cada semana, sufres de estreñimiento. Los síntomas más comunes del estreñimiento son:

  • Tener la sensación de tener el intestino lleno.
  • Falta de apetito.
  • Esforzarse por ir al baño con poco o ningún resultado.
  • Heces muy duras, a veces incluso con sangramiento rectal.
  • Heces muy pequeñas (usualmente del tamaño de una canica y muy duras).
  • Tener la sensación de que no vaciaste completamente tu intestino.
  • La imposibilidad de defecar sin usar presión manual (como por ejemplo tus dedos).
  • Más; ¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

En la mayoría de los casos, el estreñimiento es causado por falta de fibra e hidratación en la dieta. Sin embargo, el estreñimiento también puede ser causado por el síndrome del intestino irritado, falta de ejercicio, abusar del uso de laxantes, embarazo, por viajar, consecuencias de la edad y efectos secundarios de algunos medicamentos o suplementos.

Laxantes sin prescripción

El estreñimiento puede ser realmente molesto, y la mayoría de las personas recurren a los laxantes para obtener alivio, sin embargo, estos a menudo causan daño al cuerpo y no son necesarios. Este tipo de laxantes estimulan el movimiento del colon, pero no resuelven el problema subyacente. Los laxantes comerciales tienen numerosos efectos secundarios, que incluyen:

  • Bloquean la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes.
  • Causan desequilibrio de electrolitos.
  • Interfieren con ciertos medicamentos recetados.
  • Pueden aumentar el estreñimiento si no se toma correctamente.
  • Irritación rectal.
  • Adicción (no poder evacuar sin un estimulante).
  • Aumento de la sed.
  • Debilidad.
  • Confusión.
  • Ritmos cardíacos anormales.

La verdad es que realmente no hay necesidad de recurrir a estos métodos químicos que pueden volverse adictivos. Existen numerosas maneras de encontrar alivio de forma natural, muchas veces utilizando ingredientes que tienes en tu hogar en este momento.

¿Quiere saber más? Sigue leyendo y descubre 12 remedios caseros naturales para aliviar el estreñimiento rápidamente:

1. Jugo de limón y agua

El limón tiene muchos beneficios para la salud, y es posible que ya hayas oído hablar de muchos de ellos. Sin embargo, es muy posible, que uno de los beneficios que nunca te hayan mencionado es el alivio del estreñimiento. Los limones contienen altos niveles de ácido cítrico: un estimulante natural para el sistema digestivo. El jugo de limón y el agua no solo alientan a tu cuerpo a poner el colon en funcionamiento, sino que también ayudan a expulsar el material no digerido y las toxinas del intestino grueso.

Para usar este remedio: Simplemente exprime el jugo de un limón en una taza (ocho onzas) de agua tibia. Bebe cada mañana para tener un alivio rápido y para prevenir ataques futuros de estreñimiento.

2. Evacua con sal de Epsom

La sal de Epsom tiene un poderoso efecto cuando se trata del alivio del estreñimiento. Primero, esta atrae el agua hacia sí misma, haciendo que tus heces sean más blandas y más fáciles de expulsar. El magnesio estimula naturalmente los músculos intestinales, haciendo que todo se mueva fácilmente y sin dolor.

Para usar este remedio: Agrega dos cucharaditas de sal de Epsom a un vaso (ocho onzas) de agua o jugo, y bébelo inmediatamente. Deberías ver resultados dentro de aproximadamente cuatro horas. Si no encuentras alivio dentro de ese marco de tiempo, puedes tomar otra dosis.

3.  Encuentra alivio con dientes de león

El diente de león no solo es un desintoxicante muy efectivo, también tienen un efecto laxante suave pero eficaz. Pruébalo si sufres de estreñimiento debido a tu edad o si no has podido hacer ejercicio debido a una enfermedad o lesión.

Para usar este remedio: hierve 1 taza y media de agua pura. Agrega una o dos cucharaditas de hojas secas de diente de león. Cúbrelas y déjalas reposar de cinco a siete minutos. Bebe dos o más tazas cada día.

Quiz: ¿Es el estreñimiento tu problema?


Realiza este cuestionario y descubre cuándo el estreñimiento es realmente un problema.

> Sí, quiero saber >

4. Lubricante de aceite de oliva

El aceite de oliva extra virgen puede ayudarte a aliviar el estreñimiento rápidamente y a evitar problemas en el futuro.

Para utilizar este remedio: a primera hora de la mañana, antes de comer, ingiere una cucharada de aceite de oliva extra virgen. Si te olvidas de hacerlo en la mañana, espera al menos dos horas después de comer. Si la textura espesa del aceite hace que sea un poco difícil de tragar, agrega un chorrito de jugo de limón. El jugo de limón también es un laxante natural, por lo que esta podría ser la combinación perfecta para ayudarte a iniciar el movimiento de tu colon.

5. Muévete para mover el colon

Si deseas mantener tus movimientos intestinales sanos, necesitas mover todo tu cuerpo, y nuestro estilo de vida actual tiende a aumentar el estreñimiento. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo se mantiene flexible y ágil, tus músculos se expanden y contraen, y estiras y mueves tus órganos internos.

Para utilizar este remedio: no tienes que correr un maratón. Ni siquiera tienes que ir al gimnasio. El ejercicio leve o moderado, como caminar, bailar o andar en bicicleta durante 30 minutos al día, al menos cinco días a la semana, debería ser suficiente para mantener tus intestinos en movimiento y evitar cualquier otro episodio de estreñimiento.

Te puede interesar: 15 Remedios Caseros para el Estreñimiento en Bebés y Niños

6. Haz de la fibra tu nueva mejor amiga

La falta de fibra en la dieta es la causa número 1 del estreñimiento. Tener una dieta saludable y natural te ayudará a prevenir y aliviar el estreñimiento. La fibra retiene el agua, lo que ayuda a mantener las heces suaves.

Para usar este remedio: Come más alimentos naturales que sean una fuente de fibra, como:

  • Albaricoque.
  • Frijoles.
  • Patatas / Papas (¡papas fritas no!).
  • Pan de grano entero.
  • Bayas.
  • Nueces.
  • Manzanas, peras, ciruelas.
  • Brócoli.
  • Repollo.
  • Chícharos.
  • Aguacates.
  • Plátanos.
  • Semillas de chía.
  • Zanahorias.

7. Laxante de aloe vera

¡El gel de aloe vera concentrado puede ayudarte a aliviar tus problemas de estreñimiento en cuestión de horas!

Para utilizar este método: Exprime el gel de la hoja de aloe vera hasta que tenga dos cucharadas soperas. Mezcla el gel en un vaso (ocho onzas) de agua o jugo de fruta. Este gel es muy concentrado, así que solo bebe un vaso (dos cucharadas) de gel de aloe vera cada día.

8. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro remedio que funciona aproximadamente el 95 por ciento del tiempo. El bicarbonato de sodio hace que el aire salga del cuerpo (de una manera u otra), por lo que puede ayudar a aliviar la presión y la hinchazón, y al mismo tiempo ayuda a reducir los niveles de ácido y activa al colon.

Para usar este método: mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio en un cuarto de taza de agua tibia. Bébelo hasta el fondo (Por alguna razón, esto parece funcionar mejor que tomarlo a sorbos).

9. El favorito de la abuela: ciruelas pasas

Este es un remedio antiguo que realmente funciona, porque la fruta seca contiene altas cantidades de fibra y un compuesto llamado sorbitol. El sorbitol ablanda las heces al absorber el agua. ¡Ten cuidado al comerlas porque comer demasiadas te causará gases y diarrea!

Para usar este método: come dos o tres ciruelas por la mañana y otra por la noche para aliviar el estreñimiento. Si lo prefieres, puedes beber un vaso de jugo de ciruelas por la mañana y otro por la noche para aliviar tú condición en cuestión de horas.

10. ¡Come linaza!

Otra gran solución para el alivio del estreñimiento es el aceite de semilla de lino. Al igual que el aceite de oliva, el aceite de semilla de lino recubre todo el sistema digestivo, así como las heces en sí, lo que hace que sean más fáciles de expulsar.

Para usar este método: Mezcla una cucharada de aceite de semilla de lino en el jugo de tu elección. Esto tardará de cuatro a seis horas para funcionar, pero lo hará si le das tiempo para qué actué. Intenta beberlo antes de acostarte para un alivio instantáneo por la mañana.

11. Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo tienen una textura aceitosa que ayuda a humedecer las heces secas y duras. Estas diminutas semillas también son una excelente forma de agregar fibra a tu dieta.

Para utilizar este método: compra semillas de sésamo frescas en una tienda local de alimentos naturales o de salud. Muélelas en un molinillo de granos de café o de especias. Agrega una o dos cucharaditas a tus comidas durante el día, o mezcla una cucharadita de semillas molidas en un poco de jugo de tu elección.

12.  Té

Tanto el té de jengibre como el té de menta son remedios confirmados para el alivio del estreñimiento. El compuesto que hace que el té de menta sea tan refrescante es el mentol. El mentol relaja los músculos de todo el tracto digestivo, calmando el colon para que las cosas se puedan mover sin interrupción.

El té de jengibre tiene el efecto de “calentar” el cuerpo. Este calor puede mejorar un colon lento. Además, el agua caliente utilizada para hacer té puede ayudar a aliviar el estreñimiento al agregar más calor y estimular los jugos digestivos que le dicen a tu cuerpo que ponga en movimiento el “tren digestivo”.

Para usar este método: bebe dos o más tazas del té que prefieras cada día. La mayoría de las personas descubren que una taza con cada comida funciona bien tanto para aliviar el estreñimiento como para prevenir episodios futuros. Elije siempre té orgánico.

Consejos extras:

  • Bebe ocho o más vasos de agua por día.Ver; Agua y estreñimiento ¿Cómo se relacionan? ¿Qué cantidad de agua debo tomar para aliviar el estreñimiento?
  • Evita las bebidas alcohólicas o demasiadas tazas de café, que pueden cuásar deshidratación.
  • Establece una rutina diaria para defecar, como justo después del desayuno o justo antes de la cena.
  • No apresures a tu cuerpo – concédele por lo menos 10 minutos en él baño.
  • Intenta agregar un taburete de seis pulgadas al baño. Colócalo junto al inodoro y pon los pies sobre él para que te encuentre sen una posición más natural, en cuclillas.
  • Recuerda que “normal” es relativo. Para algunos, tres veces al día es normal; para otros, cuatro veces por semana es normal.
  • Habla con tu médico antes de considerar un enema.

 

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »