Movimiento Intestinal Incompleto: ¿Qué hacer?

La sensación de evacuación incompleta, en otras palabras, sentir que la defecación es incompleta, puede ser bastante incómoda. Además de la incomodidad física, los movimientos intestinales incompletos pueden hacer que te sientas bastante preocupado por si existe una enfermedad subyacente o si te atacan las ganas de ir al baño en cualquier momento del día.

La “sensación de evacuación incompleta” es un síntoma característico del síndrome del intestino irritable (SII), pero no es necesario que tengas SII para experimentar este síntoma desagradable.

Sin embargo, teniendo en cuenta qué tan común es el SII, es notable la poca atención que el síntoma de la evacuación incompleta obtiene de los investigadores. Por lo tanto, no se sabe mucho sobre lo que una persona podría hacer para reducir esta incomodidad.

Este artículo ofrece una forma de tratar de llenar este vacío de información, con la esperanza de que conduzca a algunas estrategias de autocuidado que puedas intentar en un esfuerzo por reducir los síntomas.

¿Qué es una evacuación incompleta?

La evacuación incompleta es una sensación de que la defecación no ha sido tan completa como debería ser. Cuando una persona está estreñida, el paso de deposiciones pequeñas y duras puede dejar a la persona con la sensación de que no se ha producido un vaciado completo. En el lado opuesto del espectro, las personas que sufren de diarrea crónica pueden sentir deseos continuos de defecar, incluso después de repetidas deposiciones.

¿Por qué ocurre una evacuación incompleta?

Como ya dijimos, no se sabe mucho sobre las razones detrás de este fenómeno.

Dos procesos fisiológicos que se han identificado como los principales fundamentos de los síntomas del SII pueden estar jugando un papel aquí. El primero, la hipersensibilidad visceral, se refiere a una mayor sensibilidad al dolor dentro de los órganos internos, en este caso, el intestino grueso, el recto y el ano.

El segundo es la disfunción de la motilidad, el hecho de que los músculos del tracto digestivo no parecen funcionar de manera suave, lo que interfiere con la capacidad de expulsar las heces cómodamente y sentir que has tenido un resultado satisfactorio.

Cómo se supone que se producen los movimientos intestinales

Para comenzar a abordar directamente el problema de la evacuación incompleta, es esencial saber qué se supone que es una “evacuación completa”.

La materia fecal se abre paso a lo largo de todo el intestino grueso. A lo largo de este proceso, el agua se absorbe de las heces, por lo que la consistencia de las heces se vuelve más firme a medida que avanza por el intestino.

Aunque existe gran variabilidad, generalmente esta materia fecal se mueve al colon y al recto una o dos veces al día. Aquí, se acumula en forma de salchicha en preparación para pasar cómodamente por el ano.

¿Qué hacer si tienes un movimiento intestinal incompleto debido al estreñimiento?

Para las personas que tienen estreñimiento, la sensación de evacuación incompleta está directamente relacionada con la fisiología real. Debido a la dificultad para defecar, es probable que no hayas vaciado por completo el recto de las heces, dejándote con sentimientos de insatisfacción e incomodidad. Por lo tanto, la forma principal de abordar el problema es probar opciones de tratamiento para aliviar el estreñimiento subyacente. Aumentar la fibra, ya sea a través de la dieta o con suplementos de fibra, es una buena manera de comenzar.

Otra buena estrategia de autocuidado es asegurarse de tener buenos hábitos intestinales. Intenta programar un viaje al baño a la misma hora todos los días. Para muchas personas, los biorritmos son tales que los deseos de vaciar el intestino son más fuertes en la mañana. Permite que tu cuerpo tenga el tiempo de vaciarse tantas heces como sea posible, visualizando la forma del recto a medida que evalúa la “integridad” del movimiento.

¿Qué hacer si el problema ocurre con diarrea?

La sensación de evacuación incompleta para las personas que experimentan diarrea crónica es mucho más compleja.

Aunque se conoce por el término general de tenesmo, hay una evidente falta de investigación sobre qué causa este fenómeno cuando ocurre sin ninguna causa fisiológica manifiesta. Debido a la falta de estudio clínico, las siguientes recomendaciones se ofrecen solo como posibles sugerencias, pero no se basan en ningún estudio científico.

Dado nuestro debate de que un “movimiento intestinal ideal” implica vaciar la materia fecal del recto, entonces uno puede ver que cuando se experimenta la diarrea, no hay una necesidad fisiológica de mantener los intestinos en movimiento para “vaciarse” ellos mismos. Una vez que salen las heces sueltas y acuosas, cualesquiera heces firmes que puedan haber estado residiendo en el colon ciertamente habrá pasado. Sin embargo, algunas disfunciones nerviosas y motoras parecen estar manteniendo la sensación de ir al baño.

Para contrarrestar esta sensación de urgencia, es útil recordarte a ti mismo que no es necesario que salgan más heces. Este tipo de pensamiento a menudo contrasta directamente con lo que muchas personas creen: que vaciar completamente los intestinos evitará más episodios de diarrea. De hecho, cuando se tiene diarrea es mejor que las heces permanezcan en el recto, donde el cuerpo puede extraerle agua para hacerlas más firmes al día siguiente. Ten en cuenta que no existe el intestino verdaderamente vacío, ya que constantemente se producen nuevas heces. En cuanto al miedo a futuros episodios de diarrea, recuerda que es más fácil para los músculos del ano contener las heces que son firmes que las heces acuosas que emergen de más arriba en el intestino grueso.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »