Estreñimiento posparto: ¿Cuánto dura y cómo tratarlo?

La mayoría de las mujeres experimentan estreñimiento postparto, incluso si no lo tuvieron durante el embarazo. Las hemorroides, las hormonas del embarazo, la incisión quirúrgica y los suplementos de hierro son las principales causas del estreñimiento posparto, ya que provocan daños en los músculos del piso pélvico o el esfínter anal durante el trabajo de parto.

Aquí te informaremos las causas del estreñimiento posparto y las formas de aliviar la afección.

¿Cuáles son las causas del estreñimiento posparto?

Como mencionamos anteriormente, esta incomodidad molesta se debe a cualquiera de los factores que tienen lugar antes, durante o después del embarazo.

  • Si tuviste un trabajo de parto prolongado, sin comida, o tuviste evacuaciones intestinales durante el trabajo de parto, o tuviste un enema, puedes sufrir de estreñimiento durante uno o dos días después de dar a luz. Todas estas afecciones hacen que tus intestinos se vacíen y, por lo tanto, causan estreñimiento.
  • Si tuviste una cesárea, tu intestino podría tardar de tres a cuatro días en funcionar normalmente.
  • Los niveles altos de progesterona debido a cambios hormonales durante el embarazo pueden causar estreñimiento crónico después del parto.
  • Los narcóticos sistémicos (como la petidina y la diamorfina) administrados para aliviar la incomodidad durante el parto o los analgésicos para el dolor posparto, disminuirán la velocidad de las deposiciones.
  • Si estás amamantando, tomarás vitaminas prenatales, que también pueden causar estreñimiento. Debes consultar con tu médico para que te sugiera una fórmula que cause menos estreñimiento.
  • Los suplementos de hierro tomados durante el embarazo también son la causa de esta afección.
  • El parto a través del método de fórceps también puede causar problemas intestinales que pueden causar estreñimiento.
  • Una rotura severa durante el parto.
  • Una episiotomía (una incisión realizada en el perineo) puede causar dolor en el perineo, lo que puede causar estreñimiento.
  • El sistema digestivo se ralentiza durante el trabajo de parto y podría continuar incluso después del parto.

¿Cuánto dura el estreñimiento posparto?

En la mayoría de los casos, el estreñimiento terminará en unos días si se toman las medidas adecuadas para tratar el problema. Todo depende de la causa de tu estreñimiento y cómo lo tratas. Lo más importante es ser proactivo y seguir los pasos correctamente.

¿Cómo aliviar el estreñimiento después del parto?

1. Dieta rica en fibra:

Los alimentos ricos en fibra pueden ser tus mejores defensas contra el estreñimiento, ya que ayudan a mejorar tus movimientos intestinales. Incluye alimentos como cereales integrales y pan, frijoles, arroz integral, frutas frescas y verduras en tu dieta diaria.

Las legumbres, los frijoles blancos, los frijoles, los garbanzos, las lentejas y la soja agregan fibra soluble a tu dieta y ayudan a que las evacuaciones se vuelvan regulares. Tómalos en combinación con otros alimentos para evitar el exceso de gas.

2. Consume mucha agua:

Los líquidos pueden hacer que tus heces sean más suaves y más fáciles de salir del cuerpo. La atmósfera en el hospital estará seca, y te deshidratará rápidamente sin siquiera darte cuenta. Incluso mientras estás amamantando, a menudo sentirás sed, por lo que debes consumir mucha agua. Bebe por lo menos de seis a ocho vasos de agua todos los días. Además, beber líquidos calientes poco después de despertarse te ayudará a continuar normalmente.

3. Consume ciruelas o jugo de ciruela:

Las ciruelas o el jugo de ciruela ayudan a tratar el estreñimiento. Esta fruta es rica en fibra dietética; cinco frutas tienen casi 3 g de fibra. También contienen sorbitol, un laxante natural que facilita los movimientos intestinales. Además, los resultados de un estudio publicado en Alimentary Pharmacology and Therapeutics, indican que comer ciruelas pasas aumenta la frecuencia de las deposiciones por semana y suaviza las heces.

4. Frutos secos:

Ten una cesta con higos, pasas, albaricoques secos y ciruelas pasas. Puedes mezclar estas frutas secas con nueces para tener un impulso saludable de omega-3 y para combatir el estreñimiento.

5. Ve a dar un paseo:

Sal a caminar, mover tu cuerpo ayuda a mover tus intestinos. Caminar puede ser doloroso al principio si te estás recuperando de una episiotomía o cesárea. Comienza cuando estés cómoda y haz pequeños paseos para que tus intestinos flojos funcionen correctamente. Sentarte o acostarte por períodos prolongados agravará el estreñimiento.

6. Ablandadores de heces:

Puedes preguntarle a tu médico o partera por los ablandadores de heces. Estos generalmente se prescriben cuando sufres de hemorroides o rasgadura severa en el esfínter. También funcionan si estás tomando una dosis alta de narcóticos para aliviar el dolor o suplementos de hierro para la anemia.

7. Amamanta a tu bebé:

Esto puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Cuando un bebé está mamando, estimula al útero para que se contraiga y ayuda a evacuar fácilmente.

8. Evita los alimentos procesados:

Deben evitarse alimentos como donas, pan blanco, papas fritas, plátanos verdes, chocolate, hamburguesas de comida rápida y salchichas. Además, evita los alimentos con alto contenido de azúcares y grasas como el queso, los helados y los productos lácteos, ya que agravan o causan estreñimiento después de la cesárea.

9. No ignores las ganas de ir al baño:

Cuando tengas ganas de ir al baño, no contengas las ganas de ir. Las deposiciones se vuelven más difíciles si esperas mucho y empeorarán el dolor. Siéntate apropiadamente en el asiento del inodoro y no te desplaces ni te apoyes sobre él.

Una rasgadura o una cesárea o puntos de sutura te pueden crear temor a más dolor y te abstendrán de evacuar. Pero, ¿realmente deberías preocuparte por la defecación?

¿Duele cuando defecas?

Deberías dejar de preocuparte, ya que no duele mucho cuando defecas después del parto. El perineo, que es el área entre la vagina y el ano, por lo general se entumece a medida que los nervios que se encuentran dentro y alrededor de la vagina se estiran durante el proceso de parto. Por lo tanto, tu primera deposición puede no ser dolorosa.

Una vez que los nervios en la región perineal se recuperan, comenzarás a sentir dolor cuando defeques dado que los músculos del piso pélvico y el perineo se mueven hacia abajo mientras empujas las heces.

Pero la ansiedad sobre la defecación después del parto puede empeorar las cosas. Cuando te sientes ansiosa, el pasaje posterior se tensa en lugar de abrirse. Para superar esto, distráete leyendo un libro o un periódico mientras estás en el retrete.

Puedes seguir estos pasos cuando vayas a defecar:

  • Siéntate apropiadamente en el asiento del inodoro y no te desplaces, ni te apoyes sobre él.
  • Inclina los dedos de los pies mientras estás sentada para elevar las rodillas más arriba que las caderas. Puedes usar una silla pequeña o un taburete para levantar las rodillas y apoyar los codos sobre ellas. Se asemeja a una posición en cuclillas, que es ideal para las deposiciones.

Ejercicios que pueden ayudar a aliviar el estreñimiento posparto:

Forzar o empujar no ayudará con el estreñimiento, ya que solo puede causar dolor. Hay algunos ejercicios de fortalecimiento, que pueden ayudarte sin ejercer presión sobre tu cuerpo.
Coloca tus manos sobre tu barriga.

  • Jala los músculos de tu abdomen hacia los lados, para que tu estómago se aplane y la cintura se ensanche.
  • Ahora empuja los músculos de la barriga juntos, para que tu estómago se abulte y tu cintura se estreche.
  • Realiza alrededor de diez repeticiones, y mientras haces ejercicio final, intenta relajar tu suelo pélvico. Sentirás que tu intestino se abre poco después del ejercicio.
  • Si esto no ayuda, intenta hacer algunos más.

Laxantes para aliviar el estreñimiento:

Si no encuentras alivio incluso después de tres días, debes consultar a tu médico. Él puede sugerirte laxantes para estimular el ritmo natural de tu tracto gastrointestinal. Los laxantes ofrecen alivio a corto plazo, pero a veces pueden provocar calambres estomacales leves.

Tu médico puede comenzar con un laxante líquido que puedes tragar. Si esto tampoco funciona, después de tres o cuatro días, puede darte un supositorio laxante.

Recuerda: nunca compres laxantes de venta libre. Siempre acude a un médico porque tu requerimiento dependerá de si estás amamantando o tomando otros medicamentos.

¿Cuándo deberías preocuparte por el estreñimiento después del parto?

El estreñimiento posparto es tratable. Esta no es una complicación seria, pero a veces es una indicación de otras afecciones médicas. Si el estreñimiento severo se asocia con episodios de diarrea, dolor abdominal o presencia de moco o sangre en las heces, debes consultar inmediatamente con tu médico.

El estreñimiento puede agravar otras condiciones digestivas como las hemorroides (venas hinchadas e inflamadas en el recto y el ano). Las hemorroides generalmente se experimentan durante el embarazo y desaparecen una vez que la presión pélvica se alivia después del parto. Aunque en raros casos, causan dolor extremo y hemorragia rectal, lo que requiere atención médica inmediata. Las  fisuras anales pueden agravar el estreñimiento. Es mejor que consultes con tu médico si los tienes.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »