Qué hacer cuando tienes heces duras: 7 maneras de ablandarlas

Debido a que la digestión es un proceso bastante variable, la mayoría de las personas experimentan heces duras de vez en cuando, sin embargo, este puede ser un problema más crónico para algunas personas. Echemos un vistazo a lo que podría estar causando que experimentes heces duras y qué puedes hacer para suavizarlas.

Causas de las heces duras

Para entender qué causa las heces duras, primero debes conocer cómo funciona tu sistema digestivo. Una vez que la mayoría de los nutrientes de los alimentos que comemos son absorbidos por el intestino delgado, el intestino delgado libera el líquido y la fibra restante en el intestino grueso, donde estas sustancias se transforman en heces.

A medida que la materia fecal se abre paso a través del intestino grueso, gran parte del líquido es reabsorbido por el cuerpo, formando un excremento que está listo para ser evacuado durante la evacuación intestinal. Cuando la materia fecal tarda demasiado en atravesar la parte inferior del intestino grueso, este absorbe aún más líquido, lo que da lugar a la formación de heces duras y secas.

¿Puedes tener heces duras sin estreñimiento?

Puedes tener heces duras sin estreñirte. El estreñimiento se define como una condición en la que una persona tiene menos de tres deposiciones por semana. Es posible tener una defecación diaria y aún experimentar heces duras.

Complicaciones de las heces duras

Las heces duras pueden provocar fatiga durante la defecación. Además de ser incómodas, pueden contribuir a desarrollar hemorroides, fisuras anales e incluso prolapso rectal.

7 Maneras de prevenir o aliviar las heces duras

Puedes usar estos consejos para ayudarte a aliviar la ocurrencia de heces duras. Sin embargo, si tus problemas persisten, deberías ver a tu médico. Estos consejos cubrirán las heces duras con y sin estreñimiento.

Trata el estreñimiento. Las deposiciones infrecuentes son, a menudo, un contribuyente importante a la experiencia de heces duras. Si experimentas estreñimiento de forma regular, es esencial que consultes a tu médico para encontrar exactamente lo que te puede estar causando el problema. Un diagnóstico preciso es esencial para desarrollar una estrategia de tratamiento. Si se confirma que el estreñimiento es el problema, averigua cómo cuidarte por ti mismo del estreñimiento y cómo se trata el estreñimiento crónico.

Agrega fibra a tu dieta. Aunque la investigación sobre la fibra dietética y su relación con las heces duras no es concluyente, hay algunas indicaciones que pueden ser de utilidad para aumentar la fibra soluble. La fibra soluble se disuelve en agua, por lo tanto, suaviza las heces. La fibra soluble se puede encontrar en muchas frutas, verduras, frijoles y granos. La linaza, las semillas de chía y el psyllium también son excelentes fuentes de fibra soluble.  Aprende sobre los mejores alimentos que debes comer y los que debes evitar cuando estás estreñido.

Bebe más agua. Si estás deshidratado, tu cuerpo obtendrá el agua que necesita extrayendo más líquido de tus heces. Esta puede ser la causa principal de las defecaciones duras. Una de las cosas más fáciles que puedes hacer para mantener tus heces blandas es beber cantidades adecuadas de agua durante todo el día.

En tu esfuerzo por obtener un excremento más suave, también puedes tener que hacer un cambio de lo que estás bebiendo. El alcohol y la cafeína son deshidratantes, por lo que es posible que debas reducir el consumo de café, cócteles y refrescos. Si eliges una bebida deshidratante, asegúrate de compensarla con un vaso de agua.

Presta atención a las ganas de ir. Muchas personas tienden a posponer las deposiciones, y prefieren esperar hasta que estén en la comodidad de su propio hogar, o hasta que haya un momento más conveniente. Las heces duras son una señal de que las heces pasan demasiado tiempo en el colon.

Es esencial que sintonices con las necesidades de tu cuerpo y te dirijas a un baño cuando tu cuerpo te indique que está listo para una evacuación.

Cuando sea necesario, usa un ablandador de heces. Los ablandadores de heces son productos de venta libre que sirven para ablandar las heces y ayudar a iniciar una evacuación intestinal. Reducen la cantidad de líquido que absorben los intestinos, dejando más agua en las heces. Provoca una evacuación intestinal de 12 a 72 horas.

El ingrediente activo principal en los productos suavizantes de heces sin prescripción es Docusate, y las marcas comunes incluyen Colace, Correctol, Diocto, Doxinate, Ex-Lax suavizador de heces, Fleet Sof-Lax, Modane Soft, Phillips suavizador de heces y Surfak. Los suavizantes de heces difieren de los supositorios, que son una forma de laxante estimulante. Los ablandadores de heces generalmente se consideran una alternativa más segura, pero solo para su uso a corto plazo. Siempre consulta con un médico antes de tomar cualquier producto sin prescripción.

Prueba con el masaje, la bio-retroalimentación y las terapias alternativas. El automasaje abdominal se ha estudiado como un tratamiento para el estreñimiento. Puede estimular los músculos involucrados en la producción de defecaciones y reducir el estrés. La bio-retroalimentación también se ha explorado como ayuda a las personas con estreñimiento. El uso de probióticos puede ayudar. Las terapias alternativas que no tienen efectos comprobados incluyen la acupuntura y el acu-presión. Los médicos expertos, advierten contra el uso de productos naturales comercializados como laxantes ya que la dosificación y la pureza no pueden garantizarse y puede haber interacciones con otros medicamentos que estés tomando.

Busca tratamiento médico. Es bueno trabajar con tu médico cuando los síntomas persisten, y también puedes estar más seguro de que estos no interferirán con ningún otro medicamento que estés tomando. Tu médico puede recomendarte ablandadores de heces y varios tipos de laxantes, tanto sin receta como con receta médica. Existen otros medicamentos que tu médico puede recetarte, como Amitiza (lubiprostona) y Linzess (linaclotida) que atraen agua a tus intestinos.

Heces duras e SII

Se han realizado pocas investigaciones sobre el síntoma específico de las heces duras en el SII. Un estudio pequeño y antiguo arrojó un hallazgo muy interesante: al analizar la experiencia del dolor postprandial, los investigadores no encontraron diferencias en la frecuencia de las deposiciones en pacientes que se caracterizaron a sí mismos como SII-C o SII-D. En cambio, los pacientes hicieron esta distinción en función de si sus deposiciones eran duras o flojas.

Esto muestra que las personas que tienen SII deben tener cuidado en cuanto a su evaluación de cuál es su disfunción intestinal. Sus estrategias de manejo diferirían si su problema son las heces infrecuentes versus los movimientos regulares con heces duras. En el primer caso, deberías asegurarte de estar haciendo todo lo posible para estimular la motilidad intestinal, mediante el uso de estrategias para el estreñimiento crónico. Si tienes movimientos diarios, pero el problema son las heces duras, se puede atender simplemente siguiendo las sugerencias anteriores para ablandar las heces. Discute estas opciones con su médico.

Muchos de los consejos para aliviar las heces duras son buenos hábitos de salud para todos. Asegúrate de beber suficiente agua y obtener suficiente fibra en tu dieta. Cuando tengas algún trastorno en sus hábitos intestinales, es bueno consultar a tu médico para que te haga un chequeo y discutir este problema.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “40 remedios para el estreñimiento”. Después de leer este ebook serás capaz de comprender y reconocer:

  • Por qué padeces de estreñimiento
  • Cuándo, y cuándo no, estás estreñido
  • 40 remedios naturales y caseros para combatir el estreñimiento, tanto en bebés como en niños y adultos
  • Y más, mucho más…¿Qué esperas? ¡Es Gratis!

Sí, Quiero el libro »